María & Martin | Querétaro, México

[“A donde tú vayas, yo iré”]

¿Y a dónde va uno? ¿a dónde irá el otro? No importa. Irán. Se siguen. Con lo que implica ese irán: seguirse mutuamente. Seguirse juntos.

María y Martín se siguen, y haciéndolo se prolongan ya no como dos puntos de un cuadrante, sino como línea. Eran puntos en sí mismos y al seguirse, al proyectarse juntos, se prolongan convirtiéndose en linea, en ruta. ¿Dirección? Seguir siguiéndose. Seguir, día con día, en el necesario seguimiento del Otro, del Nosotros. Pues es ahí donde radica la clave: en el seguimiento que cada cual hace de sí mismo estando y siendo con el Otro; del Otro que está y es conmigo. Y ahí el reto: hacerlo sin perder por completo dirección de hacia donde se va mientras ambos se siguen. Se seguirán en francés, español e inglés. Por las calles de Francia, o por los atajos de su ser. Gracias por permitirme seguirlos siguiéndose. Madame, Monsieur. Merci et a-dieu (que no es otra cosa que desearles, desde mi ser agnóstico, viento sobre sus espaldas).

Espacio: Hacienda Galindo | Destino: Queretaro

Share on Facebook|Tweet Post|E-mail to friend|Contact ib